El vestido azul

 

Con ritmo y hechuras propias de la poesía, la autora nos sumerge en la mente de la genial escultora Camille Claudel de cuyo fuego creativo y vital sólo quedan los últimos rescoldos, haciéndonos partícipes de la fatal indiferencia nebulosa ante su vida rendida. Con el poder que le otorgan su imaginación sutil y su empática penetración psicológica Desbordes nos permite acompañar a la artista en sus últimos días de encierro, incomprensión y abandono, sin caer en el victimismo o en la explicación facilona, y nos hace asistir a una ruina personal que, como en la vida misma, uno no acaba de explicarse del todo. Pero quizás lo más notable de este texto sea la belleza que acaricia cada párrafo, provocando, como la mejor poesía, una feliz tristeza reparadora.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload